Casa » Local » Teniente de la policía se suicida tras provocar accidente múltiple en estado de ebriedad

Teniente de la policía se suicida tras provocar accidente múltiple en estado de ebriedad

EN BAÑO DE LA COMISARÍA DE YARINACOCHA

Efectivo Policial que trabajaba en la Dirección de Inteligencia (DIGIMIN) Ucayali, se suicidó en el baño de la comisaría de Yarinacocha, luego de ocasionar accidente de tránsito múltiple en aparente estado de ebriedad. A las 7 y 30 de la mañana aproximadamente de ayer domingo, en el jirón Iparía con Alfonso Ugarte (frente a ceviche ría la carreta) en el distrito de Yarinacocha, el Teniente de la PNP Nilthon Danny Mautino Mariño (32), que conducía a excesiva velocidad su camioneta de color gris perlado metálico, modelo Navara, marca Nissan con placa de rodaje M2K-842, ocasionó un accidente múltiple, chocando contra tres motocarros y una motocicleta. Como resultado del accidente quedaron heridos el chofer de la motocicleta sin placa de rodaje Billy Cárdenas Ávila, quien iba acompañado por su hermana Marilyn Janina Martínez Ávila (26), John Coronado Álamo (43) chofer del motocarro marca Honda de color azul con placa 0624 -3U y su pasajera Paquita Fababa Piña (58) y el chofer del motocarro Honda color azul 4317 -4U. Los indignados peatones y transportistas rodearon al efectivo para impedir que se vaya a fugar. Vestía un short de color rojo con negro, polo blanco, unas sandalias y llevaba un canguro en donde supuestamente guardaba su arma de fuego. Los heridos permanecían en el suelo esperando auxilio ya que los vehículos terminaron destrozados, al igual que la camioneta. Minutos después personal policial de sección de transito de la comisaría de Yarinacocha, trasladó al intervenido a la dependencia policial. Pusieron de conocimiento de las lesiones y daños materiales al representante del Ministerio Publico, Katty Romero Mideyros de la Primera Fiscalía Provincial Penal de Coronel Portillo para las diligencias preliminares. Los heridos fueron trasladados hasta el Hospital Amazónico con apoyo de efectivos de serenazgo de Yarinacocha, policía y de algunos motocarristas. Asimismo el jefe de la sanidad ordenó el traslado del intervenido al hospital regional a fin de realizarle las muestras de sangre para el examen toxicológico. Se conoció por fuente policial que el intervenido habría estado bebiendo la noche del sábado junto a su novia. Uno de los reporteros que recogía información de la dependencia policial logró ver aún con vida a este oficial, como se suponía que terminaría este artículo periodístico. 

No obstante, cuando faltaban cinco minutos para ser el medio día, el intervenido pidió permiso para usar el baño y lo dejaron sin presagiar lo que sucedería, (ubicado en el primer piso). En unos segundos el servicio de guardería escuchó un fuerte disparo proveniente del servicio higiénico y tras ir al lugar como posteriormente abrir la puerta del baño, encontraron al occiso tirado en el piso en medio de un charco de sangre con un arma de fuego (pistola marca Glock) en su mano derecha. Al tocar sus signos vitales el efectivo aún estaba con vida, trasladándolo de inmediato al Hospital Amazónico, pero lamentablemente a las 12 y 20 aproximadamente del mediodía, el médico de turno informó su deceso por traumatizo cerebral, herida por PAF (Proyectil por Arma de Fuego) en su cráneo con entrada de la región temporal lado derecho y salida región parietal izquierda, shock hipovolémico y disertes respiratorio. Los motivos que lo arrastraron a ocasionar su propia muerte, puede ser más que entendible para todos o nadie los conocerá. Tal vez la decepción, la impotencia, la vergüenza y la autoinculpación, decepcionado consigo mismo lo habrían llevado a tomar su fatal decisión, manifestaban algunos de sus colegas que permanecían pendientes de el en el nosocomio. Algunos de sus compañeros de la policía, compartieron algunas experiencias laborales y anécdotas junto a él, a quien destacaran por su participación en la captura de los renqueados delincuentes del Brashico y la Foca. El cadáver permaneció en el velatorio del hospital Amazónico hasta las 6 y 30 de la tarde, hasta que llegaron el representante del Ministerio Publico y efectivos de la policía de la comisaría de Yarinacocha para el levantamiento del cadáver hacia la morgue de Pucallpa para la respectiva necropsia de ley. Se conoció que el teniente PNP no tenía familiares en la ciudad de Pucallpa, pero que ya tenían conocimiento del lamentable hecho, quienes hasta el cierre de esta edición se conoció que estarían llegando en transcurso de las horas.

Informe: José Tapullima

Redacción: Shirley Vela

Comentarios

También puedes ver

Irresponsable conductor embiste a padre e hija y fuga

Siendo las 4:50 de la tarde y a través de una llamada a la central …