Local

Padres piden a las autoridades un proceso justo:

Eleodoro Bueno y María Elena Evangelista, a más de un año y medio de la muerte del joven comerciante Pedro Eleodoro Bueno Evangelista de 31 años, los padres exigen a los encargados de administrar justicia un proceso transparente y exhaustivo. Pedro Bueno como era conocido fue asesinado el 4 de junio del 2017, de dos certeros impactos de bala a la altura del tórax lado izquierdo y murió a las cinco horas de haber ingresado de emergencia al Hospital Regional de Pucallpa.

Era las 5:00 de la mañana del domingo mientras se desplazaba acompañado de un joven identificado como César García Arirura, quien era su ayudante y quien se ha vuelto para la justicia es el único testigo clave y quien sorpresivamente desapareció como si la tierra se lo hubiese tragado el mismo quien viene ausentándose a las audiencias programadas y generando retrasos.

Los padres solicitan al Fiscal de la Cuarta Fiscalía Penal Corporativa de Coronel Portillo que, tenga en bien admitir pruebas que consideran muy importantes para ellos; como el registro de llamadas, las resultados de autopsia y otras pruebas que demostrarían que este hecho no fue un robo más bien fue un homicidio por encargo.

Aquel día a los 20 minutos, hizo su ingreso su conviviente quienes permanecían separados por más de un año y medio, ella fue quien solicito al policía que le haga entrega del morral con dinero que ascendía a la suma de 4 mil soles. Lo que contrasta con el parte policial que Pedro Bueno, habría llegado al nosocomio con su morral con dinero productos de la venta de cerveza en su disco bar.

Comment here