Nueve veces Verónica

Related Articles

Esta leyenda urbana es una de las más escuchadas en todos los tiempos, al igual que otras leyendas, la misma es contada en diferentes versiones, según el lugar donde se habite.

Lo cierto es que esta leyenda coincide con otras parecidas que ocurrieron en pueblos solos, en donde el correr del viento por las noches enrarece el ambiente, y en donde las creencias populares hacen realidad hechos inexplicables.

Por lo se toma como regla básica, es que jamás, cuando al mirarse en espejo, se debe decir, de forma repetida nueve veces el nombre de Verónica.

La gente en esos lugares, se ríen al conocer esta historia, la cual corre por los pueblos del mundo desde hace varias décadas.

Muchos han pensado que se trataba de un cuento chino y se han burlado, pero otras personas aseguran que quienes no han hecho caso de la advertencia y han aceptado el desafío, han cargado con una maldición terrible para siempre.

¿Quién es Verónica? O, mejor dicho: ¿quién era?

La leyenda cuenta acerca de una chica llamada Verónica de aproximadamente de 14 años de edad, acostumbraba reunirse por las tardes en el pueblo con sus amigos, en una casa abandonada, en la cual tenían su guarida o escondite para practicar espiritismo.

Estas experiencias invocando seres del más allá, solo han traído situaciones peligrosas, por cuanto las personas se transportan a otros niveles en un espacio desconocido y algunas no regresan a su estado normal.

No se trata de un juego, con el cual pueden divertirse para pasar un buen rato, ni siquiera los más experimentados han podido manejar las complicaciones que se presentan en dichas sesiones.

Lo peligroso de estas experiencias para normales es que cuando una chica sin que tenga del más mínimo conocimiento, recurra a las artes oscuras para matar el aburrimiento. Ella no siguió las reglas de los fantasmas, se burló durante toda la invocación, una silla que había en la habitación cobró vida y la golpeó mortalmente en la cabeza. no se tiene conocimiento que sucedió a las demás personas que estaban con ella.

Se dice que desde ese día Verónica aún no descansa en paz. Por eso su espíritu está condenado, vagando entre nosotros, buscando venganza entre aquellos que no saben respetar el otro mundo, como le sucedió a ella en la vida real.

Lo que las personas que practican el espiritismo, no perciben la información adecuada sobre esta práctica son experiencias desconocidas, que hasta ahora no se tiene conocimiento de que sean reales. La gente se cuida de no pararse frente al espejo diciendo nueve veces su nombre, es ahí, cuando cuenta la leyenda que ella aparece detrás de ti, para arrancarte la vida.

More on this topic

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Populares