Los exorcismos

Related Articles

“No son cosas de ciencia ficción y lo que muestran en las películas no es tan descabellado”, son las palabras del arzobispo Andrés Tirado para explicar el fenómeno.

Dentro de las situaciones que hacen identificar una posesión están los movimientos, comportamientos y expresiones inusuales de la persona afectada, debido a la capacidad demoníaca de apoderarse del cuerpo y su capacidad de discernimiento.

Para especialistas en el tema eclesiástico, es importante diferenciar las posesiones sobrenaturales de los trastornos mentales, pues ha sido recurrente que algunos pacientes presenten comportamientos asociados a demonios derivados de estas enfermedades.

Se dice que una persona bajo los efectos de un demonio no tiene capacidad de raciocinio, por lo tanto, es indispensable la intervención de un especialista espiritual y religioso.

Siendo así, el italiano Gabrielle Amorth, uno de los exorcistas más reconocidos del mundo, murió en el 2016 a los 91 años. fundador de la Asociación Internacional de Exorcistas, ha definido a la actividad demoníaca en diez apartados:

  1. Dolor físico externo causado por satanás: puede ser tomado como una vejación al imprimir sufrimiento corporal sobre la persona afectada.
  2. Posesión demoníaca: toma del cuerpo y la racionalidad de la persona (no del alma). La entidad se expresa sin el consentimiento de la víctima.
  3. Opresión diabólica: no hay posesión ni control sobre el cuerpo, solo eventos graves a leves que afectan a la persona.
  4. Obsesión diabólica: lo define como los pensamientos y ataques repentinos que el demonio imprime contra un individuo haciendo que se sumerja en un estado de desesperación y piense en el suicidio.
  5. Infestación diabólica: como ya se vio anteriormente, trata sobre la posesión de un demonio sobre un lugar, animal u objeto. Aquí la entidad puede mover cosas a su antojo, así como emitir olores y ruidos.
  6. Subyugación o dependencia diabólica: cuando el individuo se somete a satanás de forma voluntaria.
  7. Magia negra, rituales satánicos y misas satánicas: según lo dicho por Amorth, es la voluntad de un individuo de convertirse en siervo y divulgador de las prácticas malignas.
  8. Maldiciones: las maldiciones invocan el mal y el origen de los males deriva de entidades demoníacas.
  9. Mal de ojo: comúnmente se conoce que este maleficio se limita a mirar mal, sentir odio o desidia sobre otra persona, pero va más allá. Consiste en desear el mal, pero con ayuda de entidades demoníacas.
  10. Hechizos o embrujamientos: es la forma más común de desear el mal por medio de artefactos malignos.

«He escrito una carta al Papa para que le de poder a todos los sacerdotes del mundo para que realicen exorcismos», son las palabras que Gabrielle Amorth dijo en su momento a los medios.

Amorth, quien fue la cara de la ‘Congregación Internacional de Exorcistas’ hasta 2016, año de su muerte, realizó más de 70 mil intervenciones espirituales alrededor del mundo, lo que le valió para ser uno de los exorcistas más famosos de la historia, según informó la ‘Agencia Católica de Noticias’ (ACN).

Escribió más de diez libros sobre la materia, entre los cuales destaca ‘Narraciones de un exorcista’ en el que relata sus experiencias más turbulentas realizando intervenciones a personas con supuestas posesiones.

En una entrevista para la ‘ACN’, en 2006, relató que en mas de una ocasión presenció cómo unas entidades demoníacas hacían levitar a las personas. «Los demonios hacen eso para presumir» dijo.

More on this topic

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Populares