La casa embrujada de Juanita

Related Articles

Hola lectores aquí la historia de Juanita. No soy muy buena contando historias, pero intentaré narrar lo mejor posible. Este suceso me ocurrió a mi cuando tenía 11 años en el año 2005 en mi propia casa en el distrito de Yarinacocha, cuando terminaron de construir el segundo piso; las primeras semanas no pasaba nada. después de un mes aproximadamente empezaron sucesos extraños.

Primero empezaba a temblar la casa, parecía temblor en verdad, y esto pasaba todas las noches casi a las 11:00 p.m. todas las noches, a veces era suave y a veces era fuerte.

Antes solíamos dormir con un mosquitero para evitar las picaduras de los mosquitos, y una noche empezó a sonar como alguien estuviera jalando el mosquitero, me daba miedo pues era muy pequeña, y solo cerraba los ojos e intentaba quedarme dormida, a la mañana siguiente mi mosquitero tenía huellas de unas manos grandes, eso me dio miedo, le conté a mi madre pero dijo que no lo tome en cuenta, que yo tal vez la deje sucia con esas huellas de manos sin darme cuenta, y así pasaba casi todas las noches, se movía la cama y jalaban mi mosquitero (yo no tenía gatos) con el tiempo me acostumbre a eso, pues mi madre no se quería mudar de la casa.

Ver También: El Devorador de almas

Paso el tiempo y las cosas empeoraban; empezaron a pasearse sombras por la casa, como de un adolescente de 15 años, se escuchaban niños corriendo en las escaleras, pero al seguir a las sombras, estas desaparecían. cuando me iba al colegio, yo dejaba cerrando mi habitación y mis hermanitos quedaban en casa, y al llegar me preguntaban que si había alguien en mi habitación…yo me quedaba intrigada pues no les entendía y me contaban que una sombra se observaba caminando por debajo de la puerta y que se escuchaban golpes (como si alguien quisiera salir).

Abrí mi habitación y no había nada. Pasaba el tiempo y seguían ocurriendo cosas y mi madre siempre decía lo mismo, que no le preste atención a ese tipo de cosas.

Me daba tanto miedo dormir con la habitación toda cerrada que decidí dormir con la puerta semiabierta, un día no tenía sueñito y me puse a ver la puerta y paso algo demasiado feo, que me moría de miedo, vi una sombra de un bebé gateando y entrando a mi habitación, se le veía perfectamente, era la figura de un bebé y solo vi que se metió debajo de mi cama y yo cogí y me cubrí con la sabana, y me quedé dormida, tenía terror, desde allí empecé a dormir con mi mamá.

Espero les haya gustado mi historia, aún sigo viviendo en la casa donde me pasó todo esto, ya han pasado 10 años. es una experiencia horrible que no se la deseo a nadie. Y desde que me paso esto, ahora creo en las historias de terror.

More on this topic

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Populares