La bruja escarlata

Related Articles

Jenifer era una joven bien parecida, y con gente buena a su alrededor, pero ella no siempre era la buena muchacha de la que la gente hablaba… ella tenía problemas que le hacían perder la cordura, una noche mientras planeaba que comería, vio una luz roja salir de un árbol, le pareció extraño, pero no le dio importancia.

Al día siguiente estaba libre y paso a ver el árbol nuevamente, noto el brillo salir de nuevo, decidió observar más allá, se paró en la banca del al lado y empezó a observar más detenidamente, logró avistar un rubí en un nido, quedó maravillada, y se quedó muda, cogió la gema y salió corriendo, sabía que con ese mineral lograría sus sueños y lograría salir de su trabajo, pensó una gran felicidad para su futuro, pero lo que le deparaba el futuro era algo muy diferente.

A la mañana siguiente noto el deslumbrante cristal en la puerta, era extraño porque lo dejó en una caja fuerte, y pensó que le pudieron robar… se apresura a ir a la sala, pero no habían tocado nada, Jeni no se mostraba interesada en saber lo que ocurrió, y prefirió ir al banco para depositar el rubí, el banco estaba cerrado, pero prefirió esperar, y ya había llamado a su jefe para renunciar.

Regresó a su casa y empezó a relajarse, en su yacusi, su trabajo le había dado una mansión, pero ese rubí le daría algo mejor, cuando salió de su relajamiento se vistió rápidamente para ir al banco; sin embargo, el rubí no estaba, se asustó mucho y empezó a buscar por todas partes, no lo encontró hasta la noche, que una anciana le llevó el preciado mineral…

– ¿esto es tuyo?

-Sí muchas gracias, ¡casi me da un infarto!

-No hay de qué, ten cuidado, conozco esta gema, pero bueno manéjalo bien.

Y se marchó, Jeni no sabía el porqué de su advertencia, pero le dio igual, y se alisto para ir al banco, pero al salir la puerta estaba cerrada no podía abrirla por nada, entonces el rubí empezó a brillar, y todo se volvió rojo en la casa, Jenifer se sintió asustada, al meter su mano en su bolsillo no encontró el rubí, empezó a caminar por la sala buscándolo, pero la interrumpió una forma humana de color rojo, empezó a correr sin siquiera voltear, subió hasta arriba tratando de escapar, pero la figura se alzó contra ella y le corto un dedo, Jeni alzó un extintor y empezó a golpearlo, los pedazos que salían volando le cortaban pero no paraba.

Al destruirlo completamente empezó a llorar durante un rato, luego se levantó a observar por el pasillo, lo que era luz roja ahora era sangre por los muros, hasta que vio una silueta. Era la anciana, pero se veía mas macabra, miro hacia ella y tenía ojos llenos de sangre.

More on this topic

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Populares