GRIFOS DE CALLERÍA CERRARON TRAS ACABAR SU STOCK

Una ola de malestar por el desabastecimiento y escases de combustibles sacudió ayer a la ciudad de Pucallpa (Callería, Manantay y Yarinacocha), sumado a la especulación e incremento de precios por parte de los griferos en torno a las gasolinas y el diésel.

Al conocer la población de la problemática que atraviesan los griferos, que mediante decreto supremo Nº 005-2019-IN “Fijan zonas geográficas de producción cocalera para la implementación del Régimen Especial de Control de Bienes Fiscalizados”.

Los grifos ubicados en el distrito de Callería prácticamente están impedidos a comprar combustibles de PETROPERÚ y por ende estos no pueden abastecer a los vehículos de transporte público y privado, y anunciaron que solo venderán hasta acabar su stock.

Esto motivó que ayer desde tempranas horas miles de transportistas acudieran masivamente a los grifos de todo Pucallpa a comprar y llevaron sus unidades, cilindros, bidones, galones y otros envases para acopiar y abastecerse de los combustibles.

El efecto de estas compras convulsivas logró que casi el 100% de los grifos del distrito de Callería acabasen su stock. Y en los distritos de Yarinacocha y Manantay también se dio el acaparamiento y las largas colas, en varios de ellos se quedaron sin combustible.

Un punto negativo, es que muchos grifos aprovechándose de esta alarma ciudadana comenzaron a especular los precios, por ejemplo la gasolina de 90 octanos lo vendían a S/. 14 soles, la gasolina de 95 a S/. 17 soles y el petróleo hasta S/. 12 soles.

Aunque renegando a los conductores no les quedó de otra que pagar el capricho de algunos malos griferos. El temor de un desabastecimiento total que se generó en muchos transportistas fue tal que no dudaron hacer ayer colas interminables.

Compartir esta publicacion