Mestizos mataron y enterraron a joven shipibo

Después de seis meses de permanecer desaparecido, sus paisanos y amigos recién pudieron conocer el lugar donde había sido enterrado ‘Ángel’, un joven shipibo de 25 años. Además, permitió a los agentes PNP intervenir a cuatro personas, quienes serían los presuntos implicados en el crimen del joven pescador.

Ante los rumores de los pobladores del Comunidad Nativa Santa Martha en el distrito de Callería, una de sus tías, decidió ir a la casa del vecino para encararlo y hacerle que hable como fue ejecutado su sobrino, inicialmente Jhonny Jayro Ramírez Torres de 38 años, alias ‘Tío Jhonny’ intentó evadir su responsabilidad.

Pero luego, al parecer no soportó el cargo de conciencia lloró y terminó aceptando su participación en el asesinato de Ángel Maldonado Bardales de 25 años, ante la declaración del asesino la tía del occiso exigió que lo llevase al lugar donde lo habían enterrado después de matarlo con un certero disparo de escopeta.

Alias ‘Tío Jhonny’ condujo a la tía del occiso, por una trocha hasta una chacra ubicada a unos cuantos metros de distancia desde la comunidad nativa, donde después de excavar por algunos minutos encontraron el lugar donde había sepultado al joven, quien era huérfano de madre y padre.

La tarde del sábado, agentes de la DIVINCRI, llegaron al misma comunidad nativa y se dirigieron a la vivienda del comunero, quien minutos antes había confesado su crimen, después de conducirlo a la sede policial y recabar su testimonio, la policía regresó a la comunidad para intervenir en sus domicilios a sus cómplices que lo ayudaron a enterrar el cadáver.

Geyden Vargas Silva de 43 años, alias ‘Barrabás’, Darwin Luis Márquez Casternoque de 30 años, alias ‘Loco Darwin’ y Erick Jimmy Rengifo Shuña de 28 años, alias ‘Chavo’ fueron conducidos a la sede de la DIVINCRI.

La mañana del domingo, un contingente conformado por peritos PNP de Criminalística, fiscal de turno y Médico Legista se constituyeron al lugar antes mencionado para proceder a exhumar el cadáver de Maldonado Bardales, quien fue hallado enterrado en una zona pantanosa desde el pasado 15 de noviembre de 2019, fecha en que desapareció.

Las autoridades después de algunas horas de diligencia levantaron los restos óseos del joven de la etnia shipibo y lo condujeron a la morgue en Manantay, para que se le practique la autopsia de Ley. Por otro lado la abuelita del occiso, refirió que su nieto era bien trabajador y negó las acusaciones que hizo Jhonny Ramírez contra el joven asesinado.

Según el autor del disparo Jhonny Ramírez, declaró ante la policía, que le pegó un tiro porque le sorprendió robando las gallinas de su huerta. Sin embargo, existe la versión de algunos vecinos, quienes aseguran que aquella noche todos los detenidos bebían licor junto al occiso.
CEYMO RENGIFO

Compártelo si te ha gustado

You May Also Like