Quejan a juez por no ejecutar sentencia por alimentos:

Iris

En esta sentencia, la magistrada le impuso a Lozada Valera 10 meses y 9 días de pena privativa de la libertad suspendida por años condicionada, junto a otras cuatro prerrogativas a pago de la reparación civil y las pensiones alimenticias devengadas en el plazo acordado que fue entre junio de 2017 y abril de 2018. El monto sentenciado a pagar en esos once meses fue de 50 mil 729 soles.

Luego de pagar la cuota de junio, Lozada Valera no volvió a cumplir con lo sentenciado. Así las cosas, Jenny solicitó la ejecución de pena para lo que se llamó a audiencia el 31 de enero de este año. El magistrado, lejos de ejecutar la condena, declaró infundado el requerimiento de revocatoria de suspensión (ejecución) y, encima, le prorrogó el periodo de suspensión de la pena por plazo de seis meses adicionalmente, dice el magistrado Panduro “A fin de que el sentenciado Miguel Ángel Lozada Valera dé cumplimiento de las reglas de conducta impuestas”.

Pasaron tres meses y tanto la parte agraviada como el Ministerio Público solicitaron nuevamente la ejecución de la condena; en aquella oportunidad el abogado defensor argumentó su ausencia en un certificado médico y la audiencia fue pospuesta para el 20 de julio donde tampoco se desarrolló la misma.

En la tercera oportunidad que se solicitó la audiencia no se desarrolló porque el nuevo abogado de Lozada tenía una audiencia el mismo día en la ciudad de Iquitos. La audiencia se corrió para el 23 de agosto donde tampoco se llevó a cabo debido a que la sala no notifi có en los plazos de ley a la parte demandada.

Jenny contó que esto le resultó particularmente chocante debido a que un día antes de su audiencia fue hasta la oficina de ODECMA a comentarle su situación al juez a cargo de la misma.

En aquella oportunidad, contó Jenny, que el propio Panduro confirmó telefónicamente a jefe de ODECMA que todo se encontraba listo para la audiencia. Luego de cuatro audiencias pospuestas, la nueva fecha está programada para el 10 de septiembre y mientras tanto, Lozada Valera continúa sin pagar la pensión de sus tres menores hijos.

Jenny contó que durante el juicio de alimentos que inició en 2013, su expareja siempre argumentó una mala situación económica. Esto a pesar de la gran cantidad de viajes que realiza y de ser el hijo de los dueños de una de las importadoras textiles más grande de la ciudad.

Compartir esta publicacion

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Next Post

Mujer queda grave tras ser impactada por mal conductor:

Erickson Lomas Yahuarcani, un irresponsable conductor quien, según los resultados de sangre, manejaba su motocarro en total estado de ebriedad, los testigos confirmaron que se dirigía a excesiva velocidad, y no llevaba las luces de su vehículo encendidas, por lo cual terminó impactando la motocicleta que era conducida por una […]

Subscribe US Now